5 puntos para entender la logística del futuro

Como la mayoría de otras industrias, el transporte y la logística hacen frente a cambios enormes; y como cada cambio, eso trae riesgos y oportunidades. Este sector puede cambiar de diferentes maneras, algunas revolucionarias. Para entender esta problemática, se destacan 5 puntos clave a propósito del futuro de la logística:

1. Tiempo real

Primera palanca de la transformación de la logística, la herramienta digital permite ser más reactivo y eficaz con la distribución de las mercancías gracias al seguimiento en tiempo real. Ya hay plataformas que conectan expedidores y operadores de transporte. Esto permite acceder en tiempo real a la información sobre los pedidos, y realizar el seguimiento. Pero eso es el principio, podemos esperar más del mundo digital para optimizar el ritmo y la eficacidad de las cadenas de suministro.

 

 

2. Vehículos autonómicos

La intensificación de la investigación sobre los vehículos autonómicos podría traer flexibilidad e inteligencia a la logística del mañana. En particular son interesantes en términos de economía de combustible y de reducción de tiempo de entrega. Su inteligencia de conducta puede entrenar mejoras en seguridad, reduciendo los riesgos vinculados al cansancio de los choferes por ejemplo.

Es por ejemplo el caso de Uber que está probando un servicio de entrega con vehiculo autonómico en el Colorado. Esas innovaciones son aun más apoyadas por la mayoría de los actores del sector porque permitirían a largo plazo reducir el costo unitario de las entregas

 

3. Drones

Al centro de todas las soluciones estudiadas por el sector de la logística, el uso del drone es muy prometedor. Naturalmente, el drone es un medio de entrega. Amazon ya hizo experimentos de entregas por drone, poniendo un paquete en el jardín de un pedidor en 30 minutos, solo con las coordenadas GPS.

Sin considerar las entregas a larga distancia por drone, las empresas se interesan mucho en eso, en particular en las zonas cerca de fábricas u otros lugares de almacenamiento. Los objetivos son de permitir una mejor gestión de los flujos de almacen, reducir costos, asegurar un servicio de calidad al cliente y reducir la huella de carbono gracias a maquinas completamente eléctricas.

4. Impresión 3D

Otra palanca de adaptación de la logística a las realidades económicas del futuro es la impresión 3D, un medio de acercar el lugar de producción al cliente. Afuera de sus ventajas en términos de baja de costos de producción, permitiría reducir costos de transporte, respondiendo a la demanda cada vez más importante de los consumidores de objetos personalizados.

 

5. Internet físico

Para transformarse de manera pertinente, la logística debe repensar todos sus códigos y sobre estandarizarlos para ser más eficaz. Si los centros de distribución fueran conectados y operaran sobre procesos estandarizados, serían mucho más eficaces.

El concepto de Internet físico que se está desarrollando enfoca en este problema para encontrar soluciones. Su objetivo es de mutualizar los flujos para aumentar la tasa de llenado de los vehículos pesados, reduciendo contaminación. Tomando de Internet la idea de una información compartida, disponible inmediatamente y pensando en las ideas de la economía colaborativa, la logística podría entrar en un futuro acelerado y globalizado.